El Sol no va a calentar la indiferencia total, la nieve del corazón…

Ooooh!! Llegó el otoñoooh!!… Y éste se ha hecho notar a lo grande, con lluvia, lluvia y más lluvia…
Vuelvo a escribir, esta vez brevemente… En los últimos meses me he vuelto a reencontrar con personas que por una razón u otra formaban parte de mi pasado y también justo lo contrario, personas que formaban parte de mi presente se han desterrado (o las he desterrado) a formar parte del ayer…
Y es que la vida es así, un ir y venir de personas que por algún motivo aparecen en nuestro camino y en ocasiones, desaparecen para enseñarnos algo… Eso sí, muchas de ellas vuelven de nuevo, ¿por qué? Pues porque aún quedaba, por mínimo que fuese, una o más lecciones por aprender.
Soy de los que confía en que todo lo que pasa en esta trágico-comedia es por algo, lo bueno, lo malo… Todo.
A día de hoy, y aunque suene duro y peque de frialdad, ya estoy acostumbradísimo a congelar y descongelar relaciones… Y es que una de dos: o me acostumbraba a esa rutina, o me volvía loco echando de menos a los demás.
Si hay algo de lo que me siento orgulloso desde niño es de mi independencia, mi lado solitario… Creo que soy de las pocas personas que no necesitan prácticamente a nadie para vivir… Y digo prácticamente, porque a modo droga sí necesito a algunas personas para ser feliz y sentirme seguro, por ejemplo mi familia, por la que mataría (por ellos ma-to!!). Además esa independencia pierde valor en algunos asuntos, sobre todo sentimentales; la razón es sencilla, no se puede ser un romántico del siglo XV viviendo en el siglo XXI (un tonto romático al que le duelen mucho los "adiós", pero muchos más los falsos "hasta pronto"…).
Todavía no me he acostumbrado a la ausencia de algunas personas, y es que ni en la escuela ni en ningún sitio me enseñaron a hacerlo; aún no sé del todo vivir sin mi iaia a la que tanto adoraba, y tampoco me acostumbré a llevar en mi corazón todos estos meses un cartel con la advertencia de "Cerrado por derribo" (a veces pesa demasiado).
En fin, bienvenido sea el otoño… (La gelidez, los glaciares y el frío sin consuelo…)
¡¡Saludos!!
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en AgonyHades says.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s